línea vertical apoyo gráfico

Endoscopia digestiva en Santa Cruz de Tenerife

línea vertical apoyo gráfico

Información para paciente


¿En qué consiste la endoscopia digestiva? ¿Cómo afecta el cáncer colorrectal? ¿Qué es el Síndrome del intestino irritable?

Cuando una persona tiene algún síntoma que afecta a su aparato digestivo, suele buscar información. Nuestro objetivo es que desde que un paciente acude a nosotros esté totalmente informado, sobre todo durante los procesos de diagnóstico y tratamiento.

Para ello puede pedir una cita en la Consulta Digestiva Dr. Daniel de las Casas Arteaga en Santa Cruz de Tenerife, seguir nuestro blog o ampliar información. Algunas de las disfunciones, enfermedades digestivas y términos usados en la consultas de digestivo están recogidos en nuestra web.

¿Qué es un cáncer colorrectal?

Se trata del cáncer más frecuente y el que causa más muertes en nuestro país. Desde la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon que aúna varias sociedades científicas intenta cambiar esta situación y nos recuerdan que la prevención, una dieta sana y las pruebas diagnósticas adecuadas, como una endoscopia digestiva, nos permitirían detectar a tiempo muchos casos.

Los órganos del cuerpo humano están compuestos por células, que se dividen para crear otras nuevas y reemplazar a las que mueren. Cuando este mecanismo se altera en una célula, ésta y sus descendientes comienzan a dividirse sin control y acaban ocasionando un tumor o nódulo. Si estas células, además, invaden otros tejidos y órganos cercanos (infiltración) e incluso proliferan en otras partes del organismo (metástasis), se produce lo que llamamos tumor maligno o cáncer. Cuando las células tumorales están ubicadas en el colon o recto, hablamos de cáncer de colon o colorrectal. 

El cáncer de colon afecta indistintamente a mujeres y a hombres, aunque existen grupos de población especialmente sensibles que tienen más probabilidades de padecer la enfermedad como son los mayores de 50 años, personas con antecedentes personales y familiares, personas con enfermedades inflamatorias intestinales,...

Además hay otros factores de riesgo a tomar en cuenta que también pueden favorecer la aparición de pólipos y/o tumores como la mala alimentación, la inactividad física, el consumo de tabaco y/o alcohol.

Los síntomas del cáncer de colon pueden variar en función de su localización dentro del intestino grueso. Muchos de estos síntomas pueden coincidir con los de otras enfermedades menos importantes. Algunos síntomas son: sangre en las heces, cambio en el ritmos de las deposiciones, heces más estrechas, sensación de evacuación incompleta, dolor abdominal, cansancio extremo o pérdida de peso sin causa aparente. En caso de que aparezca alguno de ellos, acuda a su médico lo antes posible para que realice el diagnóstico y tratamiento necesario, pero no se alarme sin motivo. 

El cáncer de colon es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la persona note algún síntoma. Para ello se utilizan distintas pruebas. Sólo en el caso de que la primera sea positiva, o si existen indicios claros de algún problema, se utilizan otras para confirmarlo:
  • Test de sangre oculta en heces (TSOH)
  • Análisis de sangre y orina
  • Tacto rectal
  • Colonoscopia
  • Biopsia
  • Otras pruebas, si finalmente se diagnostica cáncer de colon, se deben realizar otras pruebas para saber si la enfermedad ha afectado a otros órganos o sólo afecta al tubo digestivo, como radiografía de tórax, ecografías y marcadores tumorales.

Tratamiento del Síndrome del Intestino Irritable

Los cuestionarios de diagnóstico del síndrome de intestino irritable permiten  clasificar la gravedad de la enfermedad y proporcionar el tratamiento adecuado.

El Síndrome del Intestino Irritable es uno de los problemas digestivos más frecuentes, afectan al funcionamiento normal de los intestinos. Según los expertos, para agilizar el diagnóstico de los pacientes con SII y ofrecerles unos resultados de forma más rápida, es necesario que el especialista pueda utilizar una serie de instrumentos y escalas que le ayuden a evaluar ciertos factores que hoy en día son subjetivos.


El SII es una enfermedad que afecta entre un 8% y un 10% de los españoles (aproximadamente 3.775.000 personas) y que progresivamente va en aumento. No se conoce la causa, pero sí que hay una conjunción de factores individuales, en el sentido de alteraciones en los reflejos, que controlan el funcionamiento del sistema digestivo y otros factores ajenos, como es la alimentación y el estrés, que influyen en el desarrollo de la patología.Entre los síntomas más comunes destaca el dolor abdominal, alteración del tránsito intestinal, diarrea y estreñimiento.


Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mejorar los síntomas de los pacientes. En este sentido, es aconsejable seguir una dieta baja en grasas y que se acerque más a lo que se considera dieta mediterránea, realizar ejercicio físico y disminuir el estrés, es decir, seguir un estilo de vida que, aunque sea un tanto general, beneficia al paciente con SII. Estos consejos funcionan de manera muy particular en cada uno de los pacientes, por lo que el afectado siempre debe hablar con su médico para convenir la mejor combinación de dieta, medicamentos, consejos y apoyo para controlar sus síntomas.


Actualmente, el especialista en digestivo cuenta con varias opciones disponibles para tratar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes con Síndrome de Intestino Irritable. Entre las diferentes opciones se encuentra los antibióticos, espasmolíticos, laxantes, antidiarreicos y, también destacan algunos otros tratamientos que están en la última fase de desarrollo, como la linaclotida. En segunda línea de tratamiento se encuentran los antidepresivos en dosis bajas, que además de contribuir al alivio de algunos síntomas, tienen efectos positivos sobre el tubo digestivo.

¿Qué es una endoscopia digestiva?

Si su médico le ha solicitado una endoscopia digestiva alta, también llamada gastroscopia o panendoscopia debe saber que se trata de una exploración del esófago, el estómago y el duodeno a través de la boca, mediante un endoscopio. Este es un instrumento flexible en forma de tubo, terminado en una lente y una cámara. Las imágenes se transfieren a un monitor para ser analizadas o almacenadas. Permite detectar enfermedades de esos órganos, tomar muestras y aplicar tratamientos.

Está indicada siempre que su médico crea necesario conocer la existencia de alguna enfermedad en su esófago, estómago o duodeno. Además de ver las lesiones, permite tomar biopsias de ellas para analizarlas. También permite la aplicación de tratamientos, como detener una hemorragia mediante la inyección de sustancias esclerosantes o electrocoagulación, tratar varices del esófago, extirpar pólipos (polipectomía), dilatar zonas estrechas introduciendo distintos tipos de dilatadores, extraer objetos o alimentos impactados a distintos niveles y algunos otros. 


La endoscopia digestiva alta es una técnica muy segura. Si va a hacerse una endoscopia digestiva alta en Santa Cruz de Tenerife, no debe comer ni beber nada en las 8 horas previas al examen. El procedimiento de la exploración es acudir en ayunas y se le conducirá a una sala en donde esperan el personal médico y de enfermería. Ellos procederán a la exploración, que durará entre 3 y 5 minutos, o más tiempo si se aplica algún tratamiento. Tras la exploración notará la garganta entumecida y molesta, así como gases debido al aire que se le insufló. Estos efectos desaparecerán rápidamente y, cuando lo hagan, podrá comer su dieta habitual, a menos que se le indique lo contrario.

¿Cómo prevenir el estreñimiento?

Casi uno de cada cinco españoles sufre estreñimiento, un síntoma que supone la mitad de las consultas de aparato digestivo en Atención Primaria.

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) instaurar unos hábitos higiénico-dietéticos, ya desde la infancia y la juventud, puede ayudar a prevenirlo y a combatirlo. 


FEAD ha publicado Guía para Prevenir y Tratar el Estreñimiento dirigida a la población general y los pacientes. El estreñimiento es un síntoma muy común entre la población española, principalmente la femenina, que puede llegar a ser grave y afectar significativamente a la calidad de vida de quien lo sufre.


Algunas de las recomendaciones higiénico-dietéticas son buscar un horario adecuado para la evacuación, no reprimir de forma continuada las ganas de ir al WC, intentar una postura facilitadora sentados en la taza del WC, por ejemplo acuclillado, y tomarse su tiempo, teniendo presente que no es un problema si no se va al baño todos los días. A la hora de corregir el estreñimiento es importante adoptar hábitos alimentarios saludables, que ayudan además a controlar el peso, como la ingesta diaria de fibra en sus múltiples formas (cereales ricos en fibra, frutas, verduras, hortalizas o legumbres), reducir el consumo de grasas animales y de platos procesados y embutidos, o aumentar el consumo de líquidos (sobre todo agua); y otros como dejar de fumar y realizar algún tipo de ejercicio físico ya que juega un papel fundamental como complemento a estas medidas.


El tratamiento del estreñimiento suele abordarse de forma escalonada y se inicia con medidas higiénico-dietéticas y de estilo de vida. Cuando estas no son suficientes porque no mejoran la calidad de vida (después de un tiempo prudencial de entre 4-6 semanas continuadas), la recomendación es acudir al médico de cabecera para que evalúe las necesidades concretas del paciente. Cuando los tratamientos con laxantes tradicionales no consiguen un alivio adecuado, el especialista podrá recurrir a otras opciones terapéuticas novedosas, como los procinéticos.

Según el Dr. Bixquert, uno de los autores de la guía "en cerca del 50% de los pacientes que consultan por estreñimiento, éste ya dura más de seis meses. Y hay dos circunstancias que hacen acudir al médico: si es reciente y hay dolor de vientre, adelgazamiento o sangrado con las heces; y si es crónico y el paciente ve afectada su calidad de vida." En cualquier caso, reitera el experto, "en el estreñimiento es importante tener en cuenta que no se debe recurrir a la automedicación; y en todo caso, consultar siempre y en todo momento con el médico de cabecera.

Alergia a alimentos, ¿qué es?

La alergia a alimentos es una reacción anómala del individuo frente a estos. Normalmente toleramos la ingesta de alimentos sin problemas, y esta es la respuesta fisiológica (normal) ya que los alimentos tienen la función de aportar nutrientes y no son nocivos. Sin embargo, los individuos con alergia a alimentos presentan síntomas, debido a que el cuerpo ha desarrollado "anticuerpos" contra alguna proteína presente en ellos. 

Este tipo de anticuerpos se llama inmunoglobulina E (IgE). Para que se produzca esta IgE contra el alimento, la persona debe haberlo ingerido antes en alguna ocasión (fase de sensibilización), aunque esto no siempre se recuerda. La alergia a alimentos es más frecuente en personas de familias con alergia (atópicos), aunque puedan ser otros tipos de alergias (eccemas, asma, rinitis). También es más frecuente en niños que en adultos. 


Aunque en algunos casos el organismo produce directamente anticuerpos frente al alimento, en otros casos nuestro cuerpo "se confunde". Esto ocurre en personas que tienen alergia respiratoria por algún inhalante (pólenes de plantas, ácaros del polvo, etc.). En este caso, la alergia alimentaria se debe a que los anticuerpos contra el inhalante reconocen y se unen a alguna proteína del alimento que se parece mucho. Este fenómeno se llama "reactividad cruzada" y, por ejemplo, puede ocurrir entre el polen de la artemisia y la mostaza, la zanahoria y las pipas de girasol, entre el polen de abedul y la manzana, entre el polen de plátano de sombra y la lechuga, entre el látex (goma) y la castaña, el kiwi, el plátano y el aguacate y entre ácaros y caracoles. Las alergias a alimentos más frecuentes en niños son al huevo, a la leche y al pescado. En los adultos destacan las alergias a frutas y frutos secos, seguidos por marisco y pescado. Más frecuente que la alergia a alimentos es la intolerancia alimentaria, que expresa simplemente que un alimento sienta mal a una persona, y que no tiene base alérgica.


El diagnóstico de una alergia a alimentos se basa en la demostración de anticuerpos de tipo IgE frente al alimento que ha inducido síntomas. Para ello es muy importante la realización de una historia clínica detallada, que incluya: tipo de síntomas, tiempo transcurrido entre la ingesta y la aparición de estos, cantidad y preparación culinaria del alimento, factores asociados a la ingesta (ejercicio, consumo de fármacos tipo antiinflamatorios no esteroideos, estrés...), tolerancia previa y posterior del alimento, repetición o no de la reacción en relación al alimento, tratamiento requerido y tiempo de resolución. Posteriormente, se determina la presencia de IgE específica frente al alimento.


Una vez establecido el diagnóstico e identificado el alimento responsable, la primera medida a tomar es la prevención y esta requiere ser muy estricto, sobre todo en el caso de alimentos procesados. 

Consulta Digestiva Dr. Daniel de las Casas Arteaga - Información

línea vertical apoyo gráfico

Sea cual sea su síntoma, no dude  en consultarnos. 

línea vertical apoyo gráfico